/*formulario pop up*/
competencia entre mujeres
Así como un hombre se siente amenazado cuando hay otros más que están interesados en la misma mujer, las mujeres también padecen de esto.
La competencia entre mujeres no es muy diferente a la competencia masculina, igual ambos sexos quieren conseguir el mismo objetivo, estar con el/ella y conquistarl@, pues tanto en hombres como en mujeres se ve la obsesión por igual.
Sólo hay algo curioso, que no es normal o por lo menos es raro, que las mujeres se encuentren luchando entre ellas para conquistar, y hasta se vuelve increíble escuchar a algunas decir que se van en busca de hombres, y eso es lo que realmente sucede.
Así como nosostros hablamos de mujeres hermosas, de su buen trasero y su lindo pecho, así también las mujeres nos morbosean, a ellas también les gusta ir de cacería y es algo común que exista la competencia entre mujeres.
Y ante tales competencias lo ideal siempre es marcar la diferencia, hacer lo que el otro no hace, pero hay que hacerlo con cuidado para no delatarse ante el objetivo.
No hay nada más aburdo y de bajo nivel que cuando una mujer está luchando por un hombre ésta se ponga a celarlo mucho y se muestre hambrienta con él, una mujer debe parecer lista ante su competencia y cuidadosa.

Otra cuestión para tener en cuenta es lo que ese hombre pueda sentir por tu competencia  o lo que pueda sentir por ti, es decir, no es lo mismo que un chico pase todo el día con una mujer y él se siente indiferente, a que por ejemplo si otra chica se le acerca y le hace vivir una noche inolvidable; eso es tener seguridad en las estrategias y técnicas de seducción, un experto en seducción sabe que dispone de poco tiempo para hacer gozar y disfrutar a su objetivo.
Así que eso de tratar de celarlo con las demás mujeres o mostrarte sedienta y adicta de su presencia debes invertirlo.
Muéstrate indiferente y coqueta, saluda también a sus amigos, pero sólo se atrevida con el que te gusta, guiñale el ojo cuando te vea, háblale de cerca, contáctalo cuando esté solo, y otros días más no le dirijas la palabra, confúndelo y verás cómo tu estrategia reinará.
¡Seduce tu vida!