accesos oculares, mitos y falsas creencias
photo credit: juampablucho
Hace un tiempo había hablado sobre los accesos oculares, tema que le corresponde a la PNL, para los que no tienen idea de qué es pueden leer un artículo explicativo.
Profundizando un poco más sobre ésto, había comentado en un artículo anterior la definición y para qué servían dichos accesos oculares, te recomiendo que antes de proseguir leas ese artículo anterior.
Ahora sí, para los que tienen un poco más de experiencia con la PNL entro en el tema formal de los mitos y las falsas creencias. El problema de algunos formadores de la Programación Neurolingüística es que transmiten la información que no es la adecuada en muchos casos, por ejemplo, un error que cometí (porque también vale la equivocación que tuve) fue el de afirmar con toda seguridad que mirando de forma general los ojos podríamos saber si una persona miente, o si está recordando o creando e inventando cosas.
Pero, analizando un poco más la esencia de los accesos oculares, resulta que esto es más complejo de lo que parece; cuando recién se inició la PNL por su co-fundador Richard Bandler, se tenía como entendido que cuando una persona miraba hacia la izquierda significaba que estaba recordando algo, y cuando sus ojos se dirigían hacia la derecha daban a entender que se estaba creando.
¿Qué se crea o se recuerda?
Bueno, básicamente imágenes, sonidos y sensaciones; éste trío forma lo que se conoce como Sistemas Representacionales, tema que fue creado dentro de la teoría de la PNL.
Y gracias a uno de los formadores más importantes a nivel internacional de la Programación Neurolingüística como lo es Xavier Pirla, director de Talent Institut, he caído en cuenta que no todo es lo que parece. Si se toman el tiempo de indagar por toda la web sobre los accesos oculares creo que no encontrarán más que lo mismo de lo mismo: que para la izquierda se recuerda y para la derecha se crea, y pues permíteme marcar la diferencia diciendo que: generalizar, es decir, pensar que todo aquel que mira para la izquierda recuerda o que para la derecha crea es algo absurdo.

Empezando porque cada persona tiene su mundo, y como afirma la misma PNL basándose en la premisa de que el mapa no es el territorio, se llevan de sugestión a las personas corrigiendo que cada uno es diferente, y cada persona ve, escucha y siente cosas de maneras totalmente distintas.
Es decir, no es lo mismo que cuando yo diga, por ejemplo: “¿cuál es tu comida favorita?”, quizás muchos se habrían imaginado su plato de comida favorita, otros quizás el olor de esa comida. Es ahí donde uno se da cuenta de lo complejo que es cada ser humano, y de lo importante que es calibrar.
Mirar hacia la izquierda no es recordar
No siempre, para algunas personas sí, pero para otras no, es más, podrías preguntarle a alguien que intente recordar algo en este preciso momento, y darse la casualidad que mira es hacia la derecha, ¿qué sucede?, seguro pensarás que está mintiendo, porque no está recordando sino creando, pero lo que sucede es que sí está recordando, pero de una manera disociada, es decir, que está recordando en tercera persona, y no es que precisamente esté mintiendo.
¿Qué se recomienda?
Lo ideal es calibrar y jugar con las experiencias previas de esa persona; esto es, que cuando vayas a cuestionar a una persona y deducir cómo está procesando esa información internamente, primero debes calibrarla haciéndole preguntas correctas y mirando hacia dónde se dirigen sus ojos para así saber cómo esa persona está interpretando esa información.
En conclusión, con las preguntas que hagas y mirando su reacción en los ojos así sí sabrás cuándo está recordando y cuándo creando, así como también en qué momento se refiere a las imágenes, sonidos y las sensaciones.
Como complemento pueden ver un video explicativo del mismo Xavier Pirla:

¡Seduce tu vida!

Share on Google+0Share on Facebook0Tweet about this on Twitter