acoso sexual
photo credit: msryan
Un tema que es abordado por muchas personas pero que nadie se atreve a interiorizar, es sobre el acoso sexual; esto se vuelve algo delicado si vemos las consecuencias que trae para el afectado, que por lo general es la mujer, aunque para ir más allá también hay niños que son uno de los principales blancos por su incapacidad de defenderse, una de las causas es por aprovechar esa inocencia que tienen y la limitada conciencia sobre lo que pueden hacer al respecto.
Es tétrico ver como personas obligan a otros a realizar cosas desastrosas sólo por gusto personal, este delito no tiene edad, lo cometen tanto jóvenes como adultos, aunque la edad sí está ligada a la preferencia de su presa; por lo general los adultos prefieren niños, y los jóvenes a las mujeres, pero ambos son casos perjudiciales para quién se preste como su presa. Los traumas que puedan causar durarían tiempo en curarse, por eso hay que acudir ante profesionales cuando se ha padecido de esa situación y más si es un niño, los traumas infantiles son los más difíciles de curar, por eso es más importante tener presente cuando se trata de personas menores.
El acosador no tiene en cuenta las consecuencias negativas que puede generar en los demás, porque es un depravado que sólo piensa en su satisfacción sin importar el daño que pueda causar.
Es importante saber identificar a un acosador sexual, pero para eso te daré algunas pistas:
Le gusta el sufrimiento
Por lo general, podrás observar rasgos incoherentes y poco normales en una persona que le gusta burlarse de la mala suerte de los demás, aquellos por ejemplo que le juegan malas pasadas a los paralíticos, vagabundos o gente que puede necesitar la ayuda de alguien, éstos se aprovechan haciéndolos sentir mal, ver sufrir a los demás es un gozo para este tipo de personas.
Humilla a su víctima
Siempre actúa en forma despectiva hacia su víctima, le trata mal y la humilla ante los demás, sin importar con quién esté, ellos no tienen en cuenta lo que puedan sentir las demás personas, sólo están pendiente de mantener el control y lo hacen sometiendo a su víctima a humillaciones y amenazas.
Habla sobre temas sexuales mostrando su perversión
Lo más común en este tipo de personas depravadas es su obsesión hacia los temas sexuales, podrás notar que tienen miradas morbosas hacia mujeres, les dicen piropos bastante atrevidos, son directos y no ocultan su deseo sexual; cuando tratan con niños éstos le hablan en doble sentido, y lo primero que hacen es mostrarse de una manera complaciente para después atacar. Empiezan dándole dulces, o teniendo un trato bastante agradable, casi inofensivo y cuando ya ven que su víctima ha tomado confianza es ahí cuando lanzan sus ataques no previstos.
Por eso es importante a veces estar alerta de las personas que tienen mañas de agradar a los demás, hay que saber identificar cuándo lo hacen de manera superficial y cuándo de manera sincera para así evitar que otros sean víctimas de un acosador.
¡Seduce tu vida!
Share on Google+0Share on Facebook0Tweet about this on Twitter