Para que el hombre se excite sólo necesita ver a una mujer desnuda y que sea hermosa; para que una mujer se excite necesita un tono de voz sensual, unos gestos atractivos, roces suaves, mirada lasciva, palabras tenues, ambiente acogedor, música que ayude incrementar la sensualidad, que el lugar tenga un olor agradable, y lo más importante… hacer las cosas con seguridad y confianza, ¿parece fácil, cierto?, con tantas cosas mejor comprar película porno y hecharce en la cama a masturbarse… xD
Pero no todas las mujeres son así, su excitación depende del gusto personal, de qué es lo que le atrae, muchas veces la atracción se genera porque esa persona le excita, osea, que las mujeres ya se imaginan a ese hombre en la cama y tocándolas. Pero la atracción no siempre indica “sexo”, también significa que tienes un poder gravitatorio y que la mujer quiere recurrir a ti sólo porque le brindas protección y muchas otras cualidades que puedes ver en este artículo: Revelando los secretos de la atracción femenina.

Cómo excitar a una mujer.

Tono de voz sensual: respirando por medio del diafragma harás que tu voz salga mucho más seductora y atractiva para la mujer. Si quieres aprender más sobre esto, te recomiendo un artículo que escribí hace muchísimo tiempo en Verdadera Seducción: Cómo tener una voz seductora.
Gestos atractivos: hay pequeños trucos del lenguaje corporal que podrían aumentar tu atractivo y a la vez hacer que las mujeres te vean con otros ojos, con ojos de “tengo hambre de sexo”: mirar hacia el frente con el pecho en alto, caminar relajado, hacer las cosas un poco más lentas hará que cree suspenso y misterio, hablar y a la vez mover las manos, cuando estés de pie colocarte una mano en los bolsillas con el dedo pulgar afuera y con la otra mano moviéndola para referenciar las palabras que dices, cruzarte de brazos dejando sobresalir los pulgares. Algo que es curioso y que siempre se tiene en cuenta es el pulgar, dejar este a fuera siempre denota seguridad y confianza.
Roces suaves: otros trucos que puedes implementar son: acariciar su espalda cuando la abrazas, cuando la vayas a besar toma una mano y acaríciale la barbilla, cuando hables con ella sólo suelta una pequeña sonrisa y acaríciale su mejilla.
Mirada lasciva: es esa mirada que sale cuando alguien quiere seducir, es dejar los ojos entreabiertos y algunas veces con una ceja más levantada que la otra, para hacer esto se necesita 100% de seguridad y confianza, si no estás relajado no te saldrá una mirada lasciva que sea atrayente. Nunca bajes la mirada antes que una mujer, si lo haces, deducirá que te intimidó y darás a entender que eres inseguro.
Palabras tenues: Palabras seductivas que engrandecen la atracción son las que se dicen en el oído, suave y lentamente, son para halago: “disfruto de este maravilloso momento porque estás conmigo”.
Ambiente acogedor: hacer que la chica se sienta cómoda aumentaría mucho más la sensualidad. Recomiendo que el lugar donde estén sea algo amplio para que tengan dónde moverse, y sea espacioso para sentirse más libre y acogedor. El almbiente también incluye que en el lugar donde estén haya un olor agradable, eso aunque no lo creas es indispensable para que la sensualidad fluya, los buenos olores aumentan la comodidad muchísimo, sobre todo los que son naturales como aceites que al quemarse emiten buen olor, también hay velas que al irse consumiendo van emitiendo deliciosos aromas.
Música que ayude a incrementar la sensualidad: de esto ya había hablado en un post anterior, y pues complemento que la música es un exquisito toque para excitar. Te recomiendo el artículo: Música para seducir en la cama.
Excitar a una mujer es mucho más complejo que a un hombre, aunque no hay que dejar por fuera que existen mujeres que son muy calientes y hasta con la voz que le guste de un hombre se pueden excitar.
¡Seduce tu vida!
Share on Google+0Share on Facebook0Tweet about this on Twitter