como hacer un buen abordaje
Cuando uno sale a la calle y empieza a abrir grupos de personas (especialmente cuando hay mujeres) a mi parecer es porque está necesitado de mujeres o está solo y quiere conseguir amigos, porque fácilmente en el lugar de trabajo o donde estudias puedes conseguir personas que te pueden hacer compañía y están acorde con las cosas que tú realizas, y esas mismas personas a la vez te relacionan con sus otros amigos y así se vuelve una cadena de amistad, aunque no muchas veces encontramos una mujer que nos interesa entre nuestros conocidos sino aquella que se encuentra hablando con sus amigas en el parque o la que está sentada en aquél café hablando con otras personas.
El fin de un abordaje es que conozcas personas y de esto depende tu capacidad para sociabilizar y de encarar una persona. Para que te presten atención cuando abordas tienes que generar dos cosas: interés y confianza de manera rápida y te estoy hablando de los primero cinco minutos de haberte acercado a la persona, si empiezas a hablar con ellas y no generas interés ellos no seguirán tu conversación o si te ven como un desconocido rápidamente buscarán una excusa para apartarse de tu camino y tratarán de evadirte.

La idea es impactar desde el primer momento que te acercas, mostrar carisma y una gran simpatía en las otras personas y esto es fácil de aprender.

Si tienes estos tres ingredientes en tu personalidad se te facilitarán las cosas y tendrás más del 70% ganado en la interacción y al hacer un buen abordaje, todo es cuestión de saberse relacionar y reflejar todo aquello que te comenté arriba.
La cuestión aquí no es que hagas más de mil abordajes porque esto no es una competencia, se trata de tu vida y de cómo la vives. Yo personalmente no abordo en el parque ni en la calle, sólo en los lugares a los cuales acudo con frecuencia pues ahí encontraré las chicas que son de mi preferencia. Si abordas en el parque no sabrás ni podrás predecir nada de la chica pues la probabilidad de que te salga un poco rara son muchas porque no conoces muy bien su ambiente y te puedes llevar sorpresas. En cambio, si llegas a una cafetería y vez a una mujer sentada tomándose algo es porque es una mujer que toma su tiempo para relajarse y le gusta disfrutar de la tranquilidad, aquí ya el contexto cambia y puedes predecir algunas cosas de las personas que acuden a ciertos lugares. Por ejemplo cuando vas al gimnasio puedes concluir que algunas personas van por vanidad otras por salud y otras porque quieren cuidar su cuerpo o porque practican algún deporte y quieren complementar su trabajo.
Así que si no te dan muchas ganas de abordar o de conseguir chicas es porque estás de algún modo equilibrado contigo mismo y las personas que tienes a tu alrededor te satisfacen. Si todo el tiempo estás pensando en que tienes que abordar una y otra chica te entrarán los nervios porque estás pendiente de tus resultados y quieres forzar un poco las cosas.

El miedo al abordaje se da porque tu parte inconsciente le avisa a tu cuerpo que hay peligro cerca y ese peligro es porque no sabes cómo van a reaccionar las chicas o que daño te van hacer si te les acercas.

Deja que todo fluya, aborda si quieres conocer a alguna persona que de verdad te interesa. Te puedo dar un pequeño ejercicio y es que a cada persona que veas le digas: hola!
Puedes preguntar a alguien por algo que está haciendo o lo que se pueda observar por ahí cerca. Por ejemplo, si llegas a una panadería puedes hablar con la chica que atiende y preguntarle de cuál sería el pan que te recomienda porque te gusta que te sorprendan con buenos productos, ella te dirá X o Y producto es bueno para tu gusto. Ahí habrás tenido algo de conversación y tendrás la sensación de que las personas desconocidas no muerden.
Si en verdad quieres abordar simplemente hazlo, habla con cualquiera, hasta puedes hablar con el perro de tu casa siempre y cuando se te apetezca. Has lo que quieras hacer.
Ahora con las ganas que tienes de abordar mientras lees este artículo te daré algunos consejos sobre cómo hacer un buen abordaje, esos consejos tienen que ver con aumentar tu carisma, simpatía, interés y cómo generar confianza en la otra persona:
  • Mira directamente a los ojos de la persona con la que estás hablando, esto reflejará que eres una persona que es confiada y que tiene seguridad en las cosas que dice, trata de que las manos se muevan un poco pero sin tocar la cara o alguna parte del cuerpo, sólo es moverlas en el aire, puedes ver algunos conferencistas cómo colocan sus manos mientras hablan. Mueves las manos como marcando el paso de algo, si estás describiendo algo hazlo con las manos. El movimiento de manos y brazos mientras hablas es muy importante porque das a entender que no eres una persona tiesa y no das la impresión de que estás nervioso o tensionado, cuando haces estas cosas muestras que estás relajado y que dominas la interacción.
  • Tócala de vez en cuando pero no mucho para que no se vaya a sentir acosada, puedes tocarle suavemente el hombro en cuestión de segundos para que te preste atención, tampoco tan rápido para que no des la impresión de que te encuentras nervioso. Todo esto lo irás perfeccionando con el tiempo mientras vayas cogiendo experiencia.
  • Sé claro en las cosas que dices y sé bastante concreto, hay muchas personas que le hechan una gran conferencia sólo para conseguirle el número telefónico, y te digo que en tan sólo un minuto se puede conseguir sin necesidad de tanta habladuría, bueno estos es ya para los expertos, es muy necesario que aprendas a generar confianza en cuestión de segundos.
  • Haz que sienta confianza en tí, para esto es clave la PNL (Programación Neurolinguística), hay muchas técnicas para hacer que ella consiga confianza en tí de manera rápida. Una de tantas es por ejemplo bromear un rato, pero no es de bromear ofendiendo sino bromas que causen risas como por ejemplo hablarle irónicamente o malinterpretando las cosas (no la malinterpretes a un nivel sexual aquí porque aún no la conoces bien y lo que harás es que en vez de generar confianza producirás lo contrario).
  • Este es un consejo personal que quiero darte y es que nunca abordes insinuando cosas sexuales en un comienzo, eso lo hacen todos los necesitados de sexo, lo que te enseño aquí es que tengas mujeres que te busquen y veas que eres alguien que valga la pena no sólo para satisfacción sexual sino como un buen compañero y amante, espero que me comprendas esta afirmación, no es lo mismo ser “chico bueno” a ser un potencial compañero que es capaz de satisfacer a la mujer tanto sexual como emocionalmente.
En mi próximo tema sobre el abordaje te daré algunas ideas de qué frases emplear según la situación que se te presente.
¡Seduce tu vida!
Share on Google+0Share on Facebook0Tweet about this on Twitter