como hacer una llamada erotica
Miles Reis

A las mujeres les encanta salir de la rutina, les gusta encontrarse con acciones que sorprendan sus sentidos, y sobre todo, que se los hagan extasiar.

Uno de los peligros a los que se somete un hombre cuando está lejos de casa es perder el contacto sexual que pueda tener con su chica, pues por muy espirituales que seamos aún nos dejamos llevar por el pecado de la carne, aún nos sigue gustando y pareciendo exquisito el tener sensaciones eróticas, calientes y que nos hagan vibrar de excitaciones.
Somos, prácticamente, seres calientes por naturaleza.
Y para esto hay una solución, el hacer una llamada erótica permitirá que dos cuerpos se mantengan siempre en contacto y unión sexual, más que la simple sensación de “extrañeza”, permite recordar la gran sensualidad que se sigue teniendo aún cuando la distancia no favorece.
Para hacer una llamada erótica exitosa se deben tener en cuenta cuatro claves:

  1. Imaginación
  2. Palabras adecuadas
  3. Tono de voz estimulante
  4. Ambiente erótico

Imaginación

Es la parte más importante de la llamada erótica, en esta parte la imaginación incluye a todos los sentidos: vista, olfato, oído, gusto y el más importante… el tacto.

El éxito de una llamada erótica se basa precisamente en saber estimular esa imaginación, y una manera fuerte y precisa de hacerlo es logrando que la mujer viaje por los cinco sentidos para que se excite de manera descontrolada y sin necesidad de que afecte la distancia.


Para lograr esto, es importante usar las palabras adecuadas, tener un tono de voz estimulante y hacer que ella esté en un ambiente erótico para poder jugar con su imaginación y empezar con la pequeña aventura excitante.

Palabras adecuadas

Esta es una de las grandes herramientas para poder llevar a cabo las sensaciones que queremos inducir en la mujer, y así excitarla de manera descontrolada.

Es recomendable usar un lenguaje sexual, y mantener un vocabulario erótico, por lo general este tipo de vocabulario se relaciona siempre con cosas prohibidas y mundanas que hagan ver el lado excitante de la perversión, por ejemplo, puedes incluir palabras como:

Deleite, disfrute, satisfacción, goce, regocijo, encanto, dulzura, delicia, desenfreno, lujuria, vicio, erotismo, éxtasis, orgasmo, banal, profano, gozoso, complaciente, embriagador, libertinaje, lascivo, pecado carnal, posesión, cubrimiento, erección, caricias, sensación, obsceno.

Y demás palabras que tenga relación con “aventura y pecado sexual”.

Para usarlas puedes contar historias que relacionen la imaginación con el momento actual, o empezar a estimularla de manera directa, sin embargo, me gusta más utilizar el método de contar historias.

La idea es que le cuentes una aventura, puedes inventártela, a continuación algunos temas que excitan mucho a las mujeres:

  • Tú siendo policía y ella una ladrona atrevida ó viceversa.
  • Tú siendo un doctor y ella una paciente algo desenfrenada ó viceversa.
  • Tú siendo el dueño de la casa y ella la sirvienta curiosa.
  • Tú siendo el jefe de oficina y ella la secretaria irrespetuosa.
  • Tú siendo un tripulante que trabaja en un crucero y ella la pasajera que desea una aventura en sus vacaciones.
  • Tú siendo profesor y ella la estudiante que necesita pasar un curso.
  • Tú siendo un cliente y ella la bailarina exótica que contrataste o viceversa.
Lo ideal para que puedas hacerla entrar de manera profunda en la imaginación es que narres la historia de tres formas: visualizando, colocando sonidos e induciendo sensaciones.

Debes ser detallista con la vista y definido con el sonido que se escuche, y poco a poco describir las sensaciones que esa vista y ese sonido puedan inducir. Por ejemplo:

Y mientras miro tus ojos curiosos percibo una leve intuición de que deseas algo, escuchando esa canción que tanto te gusta estando el TV encendido sientes tu respiración, y te vuelves consciente del aire que entra y sale, relajando cada vez más todo tu cuerpo, mientras entra y sale, cada vez más impulsándote a acercarte a mi y decirme algo que quizás te permita tener una conexión; te acercas, y mientras lo haces escuchando esa canción y sintiendo tu aire entrar y salir me dices “por favor, necesito que entres al baño, hay algo que debes arreglar y me urge hacerlo”, y yo, mientras siento tu aire entrar y salir suave y relajante por todo tu cuerpo giro mi cabeza lentamente y camino hacia el baño de manera curiosa, luego observo cómo a través del espejo te quedas viendo mi parte trasera y te logras morder los labios… esta historia, continuará 😉

La historia la pueden contar entre los dos, es decir, tú puedes agregar algo y luego ella, pueden intercalarse y así complementar la aventura.


Es importante que en la historia incluyas escenas de sexo que permitan posteriormente la masturbación de uds, es decir, a medida que le dices “y mientras te penetro da manera salvaje en el baño y sin que nadie nos mire, empiezas a agitarte cada vez más”, se supone que en esa parte ella debe estarse tocando su clítoris o produciendo alguna otra sensación de masaje en su parte íntima mientras su imaginación vuela con sus cinco sentidos.

Tono de voz estimulante

Para hacer una llamada erótica debes estar bastante relajado, no hay nada como ponerse cómodo estando sentado en el sofá o acostado en la cama, aunque para esta última trata de que no quedes totalmente recto, sino que trata de que quedes un poco levantado como haciendo una L bastante abierta, para que tu voz no se vaya a sentir tan forzada.

Recuerda encerrarte en tu cuarto y recomendarle a ella que también lo haga, y empieces a hablar despacio, controlando tu respiración no tan lenta ni tan rápido, y así ir avanzando de manera que cuando uses las palabras adecuadas ella pueda sentirse bien estimulada.

No hables demasiado bajo ni tampoco demasiado alto, evita llegar a extremos, hay personas que por querer dar una sensación de sensualidad y erotismo hablan demasiado lento y con un volumen bajo haciendo que la otra persona siempre le esté pidiendo que repita lo último que dijo.

Si ves que la chica te sigue lo que vas diciendo y sientes que se está sintiendo relajada (ella te lo hará saber), entonces, es porque estás teniendo un tono de voz estimulante y un volumen adecuado, trata de mantenerlo constante y coherente durante la llamada.

Ambiente erótico

El ambiente erótico está relacionado con lo que tiene que ver la música y el gusto, puedes pedirle que mientras se estén contando la historia vaya tomando vino o que debes en cuando le pidas que se coma alguna fresa u otro alimento o bebida que se relacione con el erotismo.

La música también es muy importante, todo esto permitirá que en esa llamada erótica el ambiente se vuelva más propicio, puedes recomendarle que mientras cuentas la historia escuche las canciones que están en mis artículos: Música para seducir en la cama I y Música para seducir en la cama II, o alguna otra de sus preferencias.

Esto es quizás lo poco y resumido que puedo contar respecto al hacer una llamada erótica, pues es un tema que demanda muchos detalles, sin embargo, de forma general y siguiendo estos consejos se podrá gozar de una noche espectacular si la distancia no favorece.

¡Seduce tu vida!
Share on Google+0Share on Facebook0Tweet about this on Twitter