conoce a un gigante dormido
photo credit: el_memo
Mucho se habla del juego interno, que es el que se encarga de manipular todo a tu alrededor, es el que decide cómo reaccionarás por fuera, define también cómo serán tus movimientos y tus acciones… interesante conocerlo, no crees?
Llegar a ser un gran seductor y un hombre con mucho dominio sólo te lo proporcionará tu juego interno, así como también relacionarte exitosamente con tus amigos, dominar estrategias de magueo, gobernar las emociones de las mujeres, ser flexible a los retos que se te presenten, restaurar lo perdido, causar admiración y sobre todo… ser alguien respetado.
¿Por qué hay personas que se ganan el respeto de los demás?, por el simple hecho de practicar lo que predican, en vez de hablar como loros demuestran con acciones, y es eso lo que encierra la palabra “juego interno”, un gigante dormido que habita en cada uno de nosotros.
¿Quieres ser un gran seductor y dominar habilidades especiales?, entonces explora a tu gigante, y una vez descubras ese potencial no habrá más nadie que te detenga; es como un explosivo con cuenta regresiva, el tiempo se agota mientras lo buscas y cuando lo encuentras, explota… no hay vuelta atrás después de que hayas sido detonado.
Cada persona tiene un gran potencial para SER lo que desea SER y para HACER lo que desea HACER, la cuestión es descubrir si en verdad le gusta eso que desea hacer/ser, ¿en serio te gustaría ser un gran seductor?, ¿de verdad te quieres acostar con muchas mujeres?, ¿estás seguro que deseas salir de la zona de los perdedores?… entonces, aprovecha ese mismo deseo para lograrlo.

Todos tenemos fortalezas aún sin desarrollar, sólo es cuestión de desencadenar nuestra grandeza.

Déjate de babosadas como que alguien te tiene que decir que eres grande o que puedes hacerlo o que te tienen que dar ánimos para lograrlo, simplemente el mismo deseo de lograr el éxito es del único del que debes guiarte. 

Muchas veces no es el miedo el que impide a las personas lograr el éxito, sino la pereza de empezar a actuar.

Así que… ¿qué tanto deseo tienes para salir adelante?, ¿eres capaz de despertar a tu gigante dormido?
¡Seduce tu vida!
Share on Google+0Share on Facebook0Tweet about this on Twitter