cuando estas con una mujer

Lo mejor que podemos hacer es crear en la mujer sensaciones agradables y placenteras, por lo menos hacerla sentir única mientras está contigo. Si eres de los que sólo quiere tener sexo con ella porque llevas tiempo sin estar con una mujer y tu única compañía ha sido una foto de tu abuela cuando fue a la playa, entonces es mejor que omitas este artículo y no sigas leyendo. Esto debes hacer cuando estás con una mujer
La regla es simple y efectiva: el que muestra el hambre, no come. Claro algunas veces tendremos las ganas de que nuestros deseos sean desatados y descontrolados para satisfacer de vez en cuando nuestras fantasías sexuales. No estoy en contra de eso, a lo que me refiero es que cuando estés con la mujer que te gusta lo mejor es que los dos gocen de ese momento.
El buen seductor enamora, seduce y atrae. Estos tres componentes están relacionados pero son muy distintos sus resultados, combinarlos de una manera poderosa es bastante efectivo.
Te he dicho el qué, ahora te diré el cómo. Para hacerla sentir única y que esos momentos sean agradables para ambos lo bueno es seguir algunas pautas, a continuación te daré algunas, quizás tu tengas más o no tienes ninguna y éstas te puedan servir de mucha ayuda:
Sé sincero: muéstrate tal cuál como eres, evita tratar de impresionarla por ejemplo en las conversaciones diciéndole cosas como: “ayer estuve montando patineta y con todo el impulso que logré tomar pude saltar un camión de 5 mts. de alto”, y ella responderá: “oh!”. Claro con esas historias de seguro la tendrás durmiendo a tu lado… y del aburrimiento. Cuéntale cosas más realistas y que los pueda involucrar a los dos, si hablas sólo de tí o si sólo hablas de ella te aseguro que uno de los dos se aburrirá, y la idea principal aquí es que ambos gocen de ese momento, que la pasen agradable.
Con sinceridad no me refiero a que cuando le digas “te amo” seas sincero. El buen seductor sólo actúa y evita hablar mucho, la mayor parte del tiempo es lenguaje corporal y lo que le hagas sentir de manera inconsciente. Cuando digo sinceridad me refiero a que de verdad estés cómodo con ella y no andes con ella sólo por sexo. Si estás con ella es porque te es agradable su presencia.
Cuéntale historias: Para que esos encuentros se hagan un poco divertidos es bueno que seas partícipe de algunas buenas historias, trata de involucrarla a ella también de tu conversación, hazla partícipe de ella. En estos casos si puedes inventarle algo y que sea bastante realista, no tan ficcioso y que tu notes que a ella no le vaya afectar esa pequeña mentira (Lo importante es que la diviertas y no que la aburras con tus fantasías), puedes decirle algo como por ejemplo:

Tu: ayer estuve de compras en el supermercado “X”, y mientras iba caminando un perro se me acercó y empezó a olerme los zapatos, yo estaba nervioso porque él tenía cara de estar rabioso y lo dejé que siguiera ahí… ¿Para qué fue eso? cuando me dí cuenta me orinó mis zapatos!!! y eran nuevos!!! (Aquí es importante la expresión que le pongas a tu rostro)
Ella: jajajajaja… uy que mal.
Tu: ¿Nunca te ha pasado que cuando tienes algo nuevo y tratas de cuidarlo el universo conspirara para arruinarlo?
Ella: Si… una vez estuve… bla bla bla.
Habla un poco de tí y deja que ella también tenga su espacio.
Invítala y deja que ella te invite: cuando suceden estas cosas hay una armonía entre los dos, es como una conexión de que todo va bien. Si tu siempre la invitas y pagas todo, algún día te aburriras de hacerlo y ella te verá como un bobo y te cogerá como su mascota favorita, serás su marrano. Si ella siempre te invita y paga todo, aunque esto sólo sucede cuando ella está demasiado interesada por tí, también se aburrirá algún día o te pedirá favores a cambio por tales invitaciones. Lo ideal es que se turnen, un día paga uno otro día paga otro. Así abrá un equilibrio y armonía entre la pareja.
Seguro tu tendrás aún más, por ahora estas me han servido para llevar buenas relaciones. Sé que también te servirán.
¡Seduce tu vida!
Share on Google+0Share on Facebook0Tweet about this on Twitter