cuando te conviertes en seductor
photo credit: schultzjanine
Después de un fin de semana lleno de relajación me dispongo a iniciar nuevamente mi trabajo, seguro nadie quiere hacer estas cosas, pero hay que tener responsabilidad.
Inicio la semana aclarándote lo que sucede cuando estás empezando el cambio de “ñoño/bobo a chico malo/seductor“. Si eres de los que no les va muy bien con las mujeres, lee mi blog y practica mis artículos lo más certero es que sientas algo por lo que todo hombre debe pasar, y es el no creer el cambio que estás teniendo.
A mi me sucedió no hace mucho, cuando te das cuenta que ya todo empieza a ser distinto porque cuando te conviertes en seductor ves el mundo desde otra perspectiva, lo tratas de comparar con tu vida anterior y te percatarás de dos sentimientos: sentirse orgulloso por haber logrado ese cambio o vergüenza por haber tenido esa vida, pues habrías deseado ser seductor toda tu vida… no siempre es así, he notado en mi ambiente que los que más seducen son los que más han cometido errores con las chicas, porque no temen a arriesgarse, sólo quieren aprender.
Cuando empecé a sentir ese cambio me sentía muy extraño, pues veía que ya todo resultaba distinto a como era antes: las mujeres te ven diferente, se te insinúan mucho, los hombres te empiezan a envidar, tienes la sensación de que lo puedes controlar todo. Es fantástico sentirse así.
Pero eso es sólo al comienzo, luego que te acostumbras a eso ya dejarás de sentirte así, y lo verás como algo normal, es decir, te acostumbrarás a tu vida desde el momento en que te convertiste en seductor, sólo revivirás esos sentimientos cuando alguien te pregunte: “¿Y cuéntame, cómo fue tu pasado?”, he ahí las emociones de orgullo por haber logrado tal cambio.
¡Seduce tu vida!
Share on Google+0Share on Facebook0Tweet about this on Twitter