Seleccionar página
Share on Google+0Share on Facebook0Tweet about this on Twitter
ego y celos en la seduccion

A través del messenger, kasanovaenconsulta@hotmail.com,  un anónimo me plantea la siguiente situación:

Estimado Luis: esta es una consulta muy importante, sabes, las lecturas de tus artículos me han ayudado mucho, al mismo tiempo las complemento con las de Naxos.
Pero me falta mejorar en algo y necesito tu ayuda: puedo hacerme amigo de mujeres sin problemas, les invito a salir, ellas me consideran guapo e incluso ya llego a sacar besos, la cuestión es que en determinado momento ellas comienzan a alejarse, y luego les pregunto para obtener como respuesta que soy intenso, asfixiante y estresante.
Reconozco que soy un hombre que se deja llevar por los impulsos y las emociones, celos y demás.
¿Que debería hacer para alcanzar el estado de no ego, o enfriar mis emociones ante provocaciones de celos o cosas así?
Creo que este es el paso que me falta dar para tener conquistas en masa.
Gracias Luis, espero tu respuesta, es muy importante para mí.
Publicado con la autorización del lector, se hizo en condición de anónimo para proteger su privacidad.
Mi punto de vista:

Muchos psicólogos afirman que los celos son respuestas a la inseguridad que se siente, y aseguran que una persona se siente celosa porque teme que le quiten lo que es de ella.

Y es que aquí hay un problema un poco más a fondo, no tanto es lo de la inseguridad, sino que no sabemos darle el valor y el significado tanto a las cosas materiales como a los seres humanos. Me explico, si compras un auto es prácticamente tuyo, lo compraste con dinero y nadie te lo puede tocar, porque a ti te pertenece y resulta que tienes derecho a sentirte celoso si alguien te lo trata de robar, porque perderías dinero.

Pero, cuando la cuestión cambia a un ser humano todo es realmente distinto, aquí tú no compras, sólo compartes y adquieres un compromiso, puede que estén en una relación o que ella te haya dicho que estará contigo para toda la vida, pero eso nada afirma que te convertirás en su dueño absoluto.

No hay que confundir objeto con humano, no hay que confundir lo material con lo sentimental, y hay que aprender a diferenciar y sobre todo a respetar la decisión de las demás personas, aunque éstas no sean de nuestro agrado y gusto.

Muchos hombres me escriben reclamándome que las mujeres con la que están siempre miran a otros hombres aún cuando están con ellos, me preguntan qué puede significar eso, o qué sucede allí; y la respuesta es que simplemente estás flaqueando en alguna parte de tu vida, ya sea en el sexo o en la parte atractiva. Con esto me refiero a que, además no seas injusto, si tú miras el trasero y los senos grandes de otras mujeres, por qué no le puedes permitir a ella también darse esos gustos en hombres con buena apariencia?, ¿acaso se peca con sólo mirar?, o, ¿ya eso es signo de traición a su fidelidad?.

Los celos nos tienden a dominar porque tomamos a las mujeres como objetos y no como seres humanos, y a pesar de que al principio recalqué que también es signo de inseguridad, pues, en cierta medida, lo es; nos podemos sentir inferiores al ver que una mujer prefiere a otro hombre que a nosotros, pero en eso también juega el ego, y es que en vez de fortalecer las debilidades seductivas lo que hacemos es que perdemos el control y empezamos a ser intensos con las mujeres, por ejemplo, a llamarlas mucho, a enviarles cantidad de mensajes de textos, a no dejarla en paz en las redes sociales, etc.

El ego a no sentirnos inferiores lo que hace es que nos pongamos enfermizos, arraigados e intenso con las mujeres, cosa que hay que evitar.

Si ya con el sólo hecho de que puede preferir a alguien más es porque ya en algo estamos fallando, y en vez de fortalecer esa parte débil lo que hacemos es dañar más la situación con intensidad, y todo por el maldito ego.

Mis recomendaciones:

  • No mires a las mujeres como objetos, recuerda que son seres humanos iguales que tu.
  • Nadie es dueño de la vida de nadie, y eso acarrea respetar la decisión que tomen las mujeres sobre con quién tienen sexo. Una cosa es que ella te sea infiel con otro hombre estando en una relación formal contigo, a que sólo por sospechas empieces a actuar de forma desenfrenada.
  • No te concentres en una sola mujer, ten más experiencias, conoce más chicas, y al final entenderás que la seducción se basa sólo en cuestión de creencias, entre más mujeres tengan sexo contigo más comprenderás su forma de ser.
  • Relájate y ten en cuenta que la seducción sólo es algo secundario, lo primero que debes seguir son tus proyectos, y en un segundo lugar compartirlos con ellas.

Hay una frase algo curiosa que dice:

Errar es de humanos, pero echarle la culpa al otro lo es más.

La única solución que puedes darle a esta situación está en tus instintos y de forma racional, en tus pensamientos y creencias.
¡Seduce tu vida!
Share on Google+0Share on Facebook0Tweet about this on Twitter