Seleccionar página
Share on Google+0Share on Facebook0Tweet about this on Twitter
el amor de un amante
Ser un asesor en los temas de seducción es algo que genera mucha curiosidad, no tanto por el hecho de aprender, sino por las consultas que se reciben.
Así como asesoro a personas novatas en el arte de la seducción, también oriento a aquellos que son avanzados y tienen un gran camino recorrido; digo esto, porque frecuentemente he estado recibiendo algunas quejas de estas personas, pero no contra mi, sino contra su amada chica en cuestión. A pesar de la experiencia de estos hombres, hay un momento en el que, sin percatarse, se encuentran en un callejón sin salida.

El amor de un amante

Y aunque parezca difícil de creer, encuentran lo que a muchos les hace sufrir, el amor, una palabra que a pesar de lo corta encierra historias de todo tipo.
En el tiempo que llevo como asesor he visto historias complejas, superficiales, inconclusas, inhumanas, perplejas y, aunque muchas no tendrán un final feliz, siempre brindo al asesorado una gran cantidad de alternativas a sus obstáculos, pero, para no ir tan lejos, de lo que quiero hablar en este artículo es de un caso en especial: “Luis, soy el amante de una chica, ella tiene su novio y yo soy el plato de segunda mesa, y ya me estoy aburriendo de esta situación, no quiero que me siga teniendo así de incógnito, quiero que deje a su novio y se fije sólo en mi, sé que le atraigo, le gusto, pero no quiere formalizar las cosas conmigo, todo siempre tiene que ser clandestino y cuando su novio nos permita estar solos”.
Trato de nunca tocar el tema de la moral en mis artículos, pues eso es algo que depende de cada persona, cada una concluirá qué es lo correcto en cada caso, y consultas como esas me hacen todo el tiempo, amantes que quieren convertirse en el plato principal.
A los que se sientan identificados con esto, sólo quiero que analicen lo siguiente: ella tiene su novio, le está siendo infiel, tiene un amante que eres tu, no define nada contigo porque sólo quiere aventuras, sin embargo, sigue estando con su novio y sigue siendo infiel. Para mi una mujer así es signo de inestabilidad, una chica que lleva doble vida por el simple hecho de no saber lo que en realidad quiere. Ahora, si ella le está haciendo eso a su novio actual, ¿no crees que podría hacer lo mismo cuando inicie una relación seria contigo?, te aseguro que habrá un momento en el que se invertirán las cosas, una vez que te conviertas en su pareja formal quizás en un tiempo consiga otro amante y ahora tú estarás en la situación de un “cabrón”, en este caso, “cabrón” hace referencia a un hombre que recibe cuernos de su mujer.
A veces puede darse que la chica sí quiere formalizar las cosas, pero hay algo que la detiene y tal vez sea el temor a las consecuencias, pues quizás tenga hijos y las cosas para este caso podrían ser algo perjudiciales. Otro caso más que puede verse es que su pareja actual la tenga manipulada, para que me comprendas: “si me dejas, me suicido”.
Y cualquiera que sea uno u otro caso lo importante es que mires bien qué está deteniendo a esa chica y concluyas por qué en realidad no quiere formalizar las cosas contigo, y si es algo que a ella se le sale de las manos, entonces, lo ideal es que sigas de amante, sino, lo mejor es que no intentes formalizar las cosas, pues el afectado en un futuro podrías ser tu.
¡Seduce tu vida!
Share on Google+0Share on Facebook0Tweet about this on Twitter