Seleccionar página
Share on Google+0Share on Facebook0Tweet about this on Twitter
el lado agradable o el lado del si

Cuando nos acercamos a una persona tenemos dos opciones: recibir una respuesta agradable o una respuesta desagradable. Esto depende aunque no lo creas del lado por el que nos acerquemos a esa persona, el izquierdo o el derecho. El lado por el que recibiremos la respuesta agradable se llama el lado del “Sí”, esto viene predeterminado para cada persona, cada uno tiene un lado del sí diferente a otros, aunque el derecho es el más común.

¿Para qué sirve esto?
Por ejemplo si estás conversando con un cliente y le vas a ofrecer un producto es mejor que antes de que se lo propongas te asegures de que estés de su lado del sí, esto incrementará las posibilidades para que el cliente acepte tu producto. Por ende, esta es otra técnica de persuasión que podemos usar cuando estamos con una chica para que vea de una forma mejor las cosas y nos aumente las posibilidades de éxito.
Por ejemplo, si estás con una chica y le vas a dar un beso créeme que tus posibilidades de que sea aceptado va por que estés del lado del sí. Pero RECUERDA que todas estás técnicas que te describo aquí no te exentarán de un rechazo simplemente aumentarán las posibilidades de que te acepten.
También si la vas a invitar a algún lado sería buena idea que se lo dijeras estando de su lado del sí. Esto también generaría algo de rapport, creas comodidad.
¿Cómo saber cuál es el lado del sí de la persona?
Hay dos maneras de saberlo, pero una es más precisa que la otra.
La primera es haciéndole una pregunta sobre qué es lo que más le gusta sobre algo y qué es lo que menos le gusta, luego le decimos de qué lado colocaría eso que más le gusta si en el lado derecho o en el lado izquierdo, por supuesto que el lado que escoja ese va a ser el lado del “sí” de esa persona, por ejemplo:
Luis Kasanova: ¿Cuál es el animal que más te gusta?
Rosa: mmmmmm… el delfín.
Luis Kasanova: bien, es un animal fantástico ¿Cuál es el animal que menos te gusta?
Rosa: no me gustan las arañas.
Luis Kasanova: son asquerosas, yo también las odio. Ahora quiero que delante de ti te imagines una pantalla dividida en dos, dime en qué lado colocarías el delfín y de qué lado la araña.
Rosa: mmmmmm… el delfín lo colocaría en el lado izquierdo y la araña en el lado derecho.
En este ejemplo se puede notar que el lado del “sí” de rosa es el izquierdo porque colocó eso que le gusta de ese lado.
La segunda forma de saber el lado del “sí” es mirando sus ojos antes de que responda la pregunta que le hacemos, el lado hacia donde dirija sus ojos cuando le hagamos la pregunta de lo que le gusta ese va a ser su lado del sí, por ejemplo:
Luis Kasanova: ¿Cuál es tu comida favorita?
Linda: (mira primero hacia la derecha) mmmmm… las papas fritas.
En este ejemplo el lado del sí de Linda es el derecho.
Esta segunda forma es menos precisa pero aún así no deja de ser efectiva también.
Esta técnica es muy poderosa si se utiliza para persuadir personas porque estarán más abiertos a recibir nuestras palabras.
Sácale buen provecho!
¡Seduce tu vida!
Share on Google+0Share on Facebook0Tweet about this on Twitter