Seleccionar página
Share on Google+0Share on Facebook0Tweet about this on Twitter
evita convertirte en un macho beta
photo credit: mdvagua
El macho beta es todo lo contrario a lo que es un macho alfa. Si nos ponemos a analizar en primer lugar al personaje dominante de la manada concluimos que es el seductor por excelencia, pero no todo lo que brilla es oro, el principal problema de estos tipos es el orgullo.

Evita convertirte en un macho beta.

Cuando mencioné en el artículo “analizando la mente femenina” que la mujer después de ser conquistada por un hombre alfa esta tiende a volverlo hombre beta no di a entender cómo sucede esto. En muchos casos no es culpa de la mujer, ella simplemente actúa como de costumbre, la cuestión es que después de que te esfuerzas por enamorarla y consigues hacerlo sientes una satisfacción que te lleva a un nivel superior, entonces, eso implica que llega un conformismo por tu parte y hace que olvides los rasgos alfa que te caracterizaban en la etapa de la seducción… lo complicado empieza en la seducción después de la seducción, es decir, en las relaciones amorosas.
Para mi el orgullo es un grado de perfección que el ser humano se crea a si mismo, en el momento que está en ese estado siente que no hace falta más nada, que es el todo poderoso y con ello dependen muchas cosas. Muchas veces es una falsa ilusión, realmente no transmiten sus objetivos de grandeza y control, al contrario, lo que logran es odio y sensaciones negativa por parte de otras personas.
Existen muchas causas para volverte hombre beta, el orgullo y el conformismo por parte del hombre es de las más comunes, pero, cuando es la mujer la que trata de convertirte en beta… ¿cómo hacer para identificar eso y cómo evitarlo? Cuando ella es la que trata de tomar el mando de la relación o cuando te da todo el mando de la relación… haber, creo que esto está algo confuso, me explicaré mejor… si ella te da el control de la relación habrá un momento en el que te cansarás de siempre tomar decisiones o ella se aburrirá por su vida esclava, pues tu serías el rey y se hiciera lo que tu mandaras. Por otro lado, si ella toma el mando de la relación, carajos! Es que ella es la que tiene el pene? … vamos, tampoco lo veas como algo machista, a lo que quiero llegar es a una igualdad a algo compartido.
Cuando estás en una relación amorosa hay una gran probabilidad de que olvides tus técnicas de seducción, te lo digo porque por lo menos eso a mi me pasa muy de seguido o es que a ti nunca te ha sucedido que cuando dejas de practicar algo pasa a ser parte de tu baúl de los recuerdos y para que vuelvas a tus antiguas andanzas te toca coger ese baúl, limpiarlo y sacar otra vez la información que alguna vez dominaste.
La idea es que cuando estés en una relación sigas practicando, pero no me refiero a que sigas conquistando mujeres (yo apoyo la idea de la fidelidad, aunque parece un pensamiento incrédulo es así, me parece que el respeto es una de las cualidades que la pareja debe comprometerse a cumplir), sino que sigas con la idea de ser impredecible, de generar atracción pero ahora desde el punto de vista de las relaciones, tema que abordaré en otro artículo.
¡Seduce tu vida!
Share on Google+0Share on Facebook0Tweet about this on Twitter