Seleccionar página
Share on Google+0Share on Facebook0Tweet about this on Twitter

Desde que comencé a escribir en este blog sólo he mencionado técnicas para conquistar mujeres, y, no puedo obviar la posibilidad que tienen los lectores para llevarse a una chica a la cama… por eso mi conciencia me insita a escribir sobre este tema, no soportaría recibir el correo de uno de mis seguidores diciendo que fue infectado por algo que no tiene cura y que si hubiera sabido a tiempo las posibles protecciones, tal vez, eso no habría sucedido nunca.
En esta serie quiero hacer un recuento de todas las infecciones de transmisión sexual (de ahora en adelante, ITS) que cualquier persona puede tener. Te diré que no soy un experto en el tema, tampoco soy médico o sexólogo, pero si soy un aficionado. Esto es algo que nos debe importar a todos, sobre todo aquellos que tenemos una vida sexual activa.
Haciendo una breve introducción, las ITS sólo se transmiten haciendo tres cosas:
  1. Practicando el sexo oral.
  2. Practicando la penetración.
  3. Besando a alguien infectado.
Claro que esto no aplica para todas las enfermedades, habrá unas que sólo con la penetración se puede infectar, así como también habrá otras que cobija los tres tipos de contacto. Por ejemplo, de manera rápida te adelanto que el virus del VIH se encuentra en el semen, en la sangre y en las secreciones sexuales, por lo que practicar el sexo oral aumenta también los riesgos de infección. En cuanto al beso, los riesgos son más bajos si es una boca sana, pero si esta tiene llagas o sangrado de encías (es bastante común que esto suceda) también se puede infectar una persona.
En esta serie vamos a descubrir cosas interesantes, sobre todo yo porque haré en lo posible de buscar toda la información referente y sacar lo más importante para publicarlo aquí.
Sin más, espero que todo lo que vaya a escribir sobre las ITS sea algo concreto y completo.
¡Seduce tu vida!
Share on Google+0Share on Facebook0Tweet about this on Twitter