Seleccionar página
Share on Google+0Share on Facebook0Tweet about this on Twitter
infecciones de transmision sexual
photo credit: andasicomochispop

Continuando con la serie quiero hacerles una recopilación sobre algunos mitos que se han desarrollado a partir de la ignorancia de las personas, que para no evadir el encuentro sexual deducen cosas falsas.
He aquí los mitos que he encontrado en la red y en los cuales me he estrellado un poco porque realmente son cosas que a veces uno puede sacar por lógica pura, pero la intuición siempre tiene un gran porcentaje de error.
Mito uno: Si evitas la penetración no te infectarás
Como ya había mencionado en el artículo anterior practicando el sexo oral o besando a una persona infectada también podrás recibir esos virus o bacterias.
Mito dos: No quedarás infectado si te lavas los genitales después de tener sexo
Puedes usar el jabón más potente del mundo pero la infección ya estará corriendo por todo tu cuerpo, por medio de la sangre.
Mito tres: Usar preservativo previene 100% la transmisión
Para nada. Si no cuentas con suerte y el condón se te rompe, está caducado o en mal estado créeme que la probabilidad de que te infectes será de un 100%.
Mito cuatro: Las ITS sólo afectan a personas débiles
Totalmente falso. Cualquier persona por muy fuerte que sea y saludable que esté podrá ser contagiado.
Mito cinco: si una persona se ve saludable es porque no está infectada
Hasta los que tienen VIH pueden practicar cualquier deporte y no se les nota físicamente su enfermedad, sólo hasta que esté en la fase de SIDA. Toda persona que camine y respire sanamente puede estar infectada sin aparentarse en lo externo.
Mito seis: si alguien tiene una ITS es porque no es una persona higiénica
Las Infecciones de Transmisión Sexual son independientes del estado higiénico de las personas. Sólo se contienen por contacto sexual a través del semen o de los líquidos sexuales lubricadores que expulsan los genitales.

Mito siete: si ya has sido infectado te volverás más fuerte para futuras infecciones
Hay algunas enfermedades que duran para toda la vida como el VIH o el herpes genital. Pero otras como la gonorrea pueden tratarse, y aunque lo hagas puedes ser infectado nuevamente.
No todo es lo que parece, así que mejor protégete de acostarte con cualquier persona que se te aparezca. Es mejor ser selectivo y cuidadoso con nuestra pareja sexual.
¡Seduce tu vida!
Share on Google+0Share on Facebook0Tweet about this on Twitter