Seleccionar página
Share on Google+0Share on Facebook0Tweet about this on Twitter
la religion y la seduccion
photo credit: jvcluis
Antes de entrar al mundo de la seducción yo tenía otros planes de vida, nunca pensé ni se me pasó por la cabeza la mentalidad que tengo ahora, era un chico que simplemente pensaba en dedicarle la vida al Creador, si, a Dios, quería ser sacerdote.

La religión y la seducción

Esa experiencia de hace unos años me hizo dar cuenta de algo, que no me había sentido tan libre después de haber dejado esas creencias que me imponían los mismos pastores; quieras o no todas las religiones son sectas, porque te obligan a creer en algo y no importa si ese “algo” te pueda hacer bien, pero te privan de la libertad de elegir. 
Yo mismo he visto cómo personas de todo tipo de religiones pelean y se detestan, es como si fuera una competencia entre ellos, prefiero no decir nombres porque ninguna se salva realmente; A pesar de que soy católico de nacimiento me apena recordar algunas escenas que me incomodaron bastante, por lo menos como sabían allí que yo quería entregarme a la vida religiosa muchos me presionaban para entrar a ese mundo, sobre todo los denominados “pastores”, aquellos que son los encargados de “guiar”, pero de guías no tienen nada.
En la iglesia se ve mucha hipocrecía, aunque eso no incluye a todo el mundo, también hay personas de todas la religiones que si cumplen cabalmente con sus deberes y lo afirmo porque personalmente las vi en su tiempo.
Por eso mismo dejé esa vida religiosa, porque en mi no veía la capacidad para llevar algo tan estricto y respetable, yo no quería ser un sacerdote realmente, mi visión era el de ser un monje ermitaño dedicándole toda mi vida al servicio de Dios, pero conocí otras cosas y mi visión cambió completamente.
Tu puedes seguir creyendo en Dios y convertirte en seductor, porque ser un seductor no son sinónimos de lujuria ni pecado, simplemente se trata de hacer lo que a ti te satisface en cuestión del amor, es decir, ser un seductor es ser un profesional en el arte de conseguir pareja y eso no significa que consigas miles, con que tengas una estable y no te haga falta una mujer y seas feliz con la forma de vida que llevas serás, por ende, un seductor, porque seduces tu vida y a la mujer que amas.
El problema de la religiones se viene cuando éstas tratan de violar tus creencias, se meten con lo que a ti te gusta modificándolas perversamente, y lo que logran es volverte un hombre beta y un tímido completamente; si algo no te gusta de una religión no temas expresarlo, tú tienes el poder de pensar en lo que quieras, eres libre y también tienes la posibilidad de escoger lo que más te convenga y te satisfaga.
El problema viene cuando las decisiones que tomamos muchas veces pueden perjudicar a los demás, por ejemplo, a nuestros padres, quizás por el temor a desobedecerlos sigues sus pensamientos y en razón a esto te digo algo: algún día crecerás, te tendrás que separar de ellos y te tocará seguir la vida solitariamente, sólo tu lucharás para conseguir eso que quieres, y es ahí cuando tus pensamientos te darán su apoyo; por eso acostúmbrate a escoger lo que más te convenga desde ya, reta a todo aquel que se interponga en tu camino, porque las consecuencias que podrías tener más adelante podrían ser devastadoras para tu proceso de crecimiento interno.
¡Seduce tu vida!
Share on Google+0Share on Facebook0Tweet about this on Twitter