Seleccionar página
Share on Google+0Share on Facebook0Tweet about this on Twitter
novios superficiales

En el mundo de la mente femenina pueden suceder muchas cosas que desestabilicen al hombre, ambos sexos piensan de maneras diferentes cuando se trata de estrategias de seducción, sin embargo, ambos desean llegar a un mismo fin, el placer que genera un resultado exitoso.


Tanto hombres como mujeres tienen necesidades, y cualquier persona cuando la siente tiende a no tomar siempre las mejores decisiones, por el mismo afán que sienten prefieren agarrar lo primero que se viene.

Y esto, a lo que yo me refiero, los llamo novios superficiales, y son esos hombres y mujeres que buscan pareja sólo para satisfacer una necesidad inmediata, quizás de dinero, o tal vez porque se sentían solos en ese momento.

Pero aún siguen con la búsqueda de una nueva pareja aunque ya estén en una relación, pues no es una relación seria, sólo son novios superficiales.

¿La desventaja?

Que uno de los dos siempre es el afectado, ya sea la mujer o el hombre; el afectado es quién resuelve esa necesidad, y el que otorga el privilegio de ser novios superficiales es el que está necesitado.

Otra desventaja de esto es que uno es el pasivo y el otro es el activo, es decir, una persona activa que da órdenes para que les sean satisfechas y no necesariamente de manera obligada, muchas veces éstas órdenes están incrustadas y vienen escondidas en sensaciones de debilidad, porque esa persona realmente necesita eso que pide; y la otra persona pasiva que aunque crea que está haciendo las cosas bien, no sabe que está siendo manipulado sólo por cumplirle una necesidad.

No soy psicólogo para darle nombre a estas cosas, o para definir si es una patología, yo sólo prefiero llamarlo novios superficiales, sea como sea hay una gran desventaja en energías pues por mucho que la otra persona se esfuerce por satisfacer a su pareja ésta seguirá siendo el pasivo, el que siempre satisface.


¿Lo peor?

Que aquel que satisface muchas veces cree que está haciendo bien y que algún día tendrá la posición de activo, o más increíble aún, se siente realmente satisfecho siendo ese pasivo que sólo satisface y recibe órdenes.

En conclusión, mi opinión al respecto es que cuando se tratan de novios superficiales es muy fácil que hayan infidelidades, y a pesar de que se vuelvan a reconciliar ese problema los volverá a afectar, pues cada quién seguirá teniendo el mismo rol de activo y pasivo, y se activarán nuevamente las necesidades y el plan de satisfacerlas.

Es increíble ver la cantidad de parejas que se encuentran en esta situación, porque tanto hombres como mujeres la viven, sin embargo, la solución no es una conversación concienzuda y hacerles entender lo que sucede, sino el cambio del individuo como tal. 

¡Seduce tu vida!
Share on Google+0Share on Facebook0Tweet about this on Twitter