para que pensar tanto en el futuro

Pensar sobre lo que queremos en la vida es un gran reto, muchos no sabemos en verdad lo que nos puede satisfacer a fin de cuentas. Cuando nos sentimos satisfechos por algo evitamos conformarnos con eso y generamos ansias de querer más y cada vez más.
No sabemos lo que nos pueda pasar en un pequeño futuro, quizás ahora estás ahí leyendo esto en una computadora y de un momento a otro recibes una llamada que te puede cambiar la vida, o hasta te puede dar un infarto y quedas ahí, simplemente muerto.
Lo ideal sería planificar nuestro futuro, pero y si lo que teníamos pensado no sale como queríamos? No teníamos un plan B y ahora ni puta idea de lo que pueda pasar… bueno, eso tampoco sería lo ideal.
¿Cuál sería el pensamiento ideal que debemos tener sobre la vida?
Yo tengo mis proyectos de vida, sé que es lo quiero hacer cuando me gradúe como ingeniero, sé a quién acudir. Lo que no sé es qué hacer si esa persona ya no esté cuando la vaya a solicitar, no importa, también en un futuro pueda que conozca muchas otras personas que le brinden un apoyo a mis proyectos, he desarrollado mis capacidades para tener una buena comunicación con los demás.
La verdad es que eso me tiene sin cuidado, me concentro mucho en ser feliz ahora, mientras escribo esto puede que no tenga una sonrisa de oreja a oreja pero me siento bien conmigo mismo. Si algo me atormenta trato de arreglarlo en el menor tiempo posible. Me gusta estar en un ambiente cómodo, agradable y en el que me permita ser creativo para mis trabajos.
A veces asumir retos puede traer consecuencias negativas, por ahora sólo tengo pensado terminar mi ingeniería y dejar todo como está, cuando sienta que algo falla en mi ambiente quizás decida asumir algún reto para arreglarlo, no le temo a eso. Estoy conforme con lo que hago y aunque es malo conformarse con las cosas y con los momentos he decidido que moveré mis fichas cuando algo me estorbe.
¡Seduce tu vida!
Share on Google+0Share on Facebook0Tweet about this on Twitter