no se entiende a las mujeres

De manera racional no, pero si nos sumergimos en el mundo de las emociones su explicación es más fácil de interpretar. 
Las mujeres son un complejo interesante de conocer, a veces puedes darte cuenta que mientras hablan un hombre y una mujer entre los dos sus mundos son diferentes; el más reciente caso que me consultaron fue el siguiente: “le dije que me gustaba y ella me respondió que lo pensaría”, lo que realmente no entiendo yo es a algunos hombres, qué es más creíble y efectivo, que te digan “eres millonario” o que te den un maletín lleno de billetes de alto calibre?, creo que si alguien te dice “eres millonario” lo primero que dirás será: “¿estás drogado?”, pero si ves el maletín con billetes pronto a salirse de lo lleno, creo que saltarías enseguida de alegría.
Eso es lo que sucede exactamente con una mujer, si le dices: “me gustas”, lo único que estás logrando es manejar una parte lógica que verá incoherente, eso para ellas significa: “eres un cobarde que no se atreve a besarme”, y mal muy mal a la hora de intentar seducir mujeres.
Entender a las mujeres es actuar y no hablar, es besarla sin decirle que te gusta, es corresponderle en su juego cuando te mira lascivamente, significa encender el ambiente de tensión sexual cuando te acercas, y es similar a llevártela a la cama sin abrir tu boca.
A las mujeres no se les habla, se les consiente.
Rodeado de confianza y seguridad que se refleja en tu lenguaje corporal empezarás a entender el mundo femenino, ellas captan lo indirecto, no lo directo, a ellas les gusta lo inusual e impredecible, no lo que sabe lo que sucederá, les gusta que las sorprendan.
Eso, en pocas palabras, es entender a las mujeres.
¡Seduce tu vida!
Share on Google+0Share on Facebook0Tweet about this on Twitter