Seleccionar página
Share on Google+0Share on Facebook0Tweet about this on Twitter
ser un hombre arriesgado o loco
photo credit: Luis Sancho Blogs
Hace tiempo que sigo mencionando las malas interpretaciones al analizar ciertos rasgos de ser un “macho alfa”, ese del que todos hablan y que es el centro de atracción.
Y de lo que quiero hablar en este artículo es sobre el arte de arriesgarse, pero como siempre, muchas personas se toman esa palabra de “riesgo” a su manera, y la mayoría de las veces no hacen la mejor interpretación.
Si me atrevo a leer el pensamiento de la mayoría de personas sobre qué entienden por un hombre arriesgado, estoy casi seguro que dirán que es aquel que practica deportes extremos y que “arriesga” su vida para hacer cosas super “arriesgadas”, un concepto equivocado si lo quieren relacionar con el arte de la seducción, es decir, que para seducir debes ser un hombre arriesgado.
Y como siempre digo, ese tipo de pensamientos son exageradamente exagerados, valga su redundancia. Para seducir sí hay que ser arriesgados pero no practicando deportes extremos o arriesgando tu vida, simplemente con atreverte a hacer lo que el temor te impide ya de por sí te conviertes en una persona arriesgada.
Para darte ejemplos, puedo decirte que si te da temor lanzarte a besar una chica, arriesgarte a eso te hará ver como un chico aventurero y que tiene recorrido en la seducción, ¿por qué?, porque las mujeres cuando ven esa reacción en ti deducen que no cualquiera se atreve a besar a una chica quizás al poco tiempo de haberla conocido, y si lo haces sin importar el rechazo ganarás muchos puntos a tu favor.
Esto me da una idea, quizás más adelante cree una serie para hacer un recorrido sobre los mitos más exagerados sobre el arte de la seducción, y que yo mismo me he atrevido a comprobar; sería interesante analizar los resultados.
¡Seduce tu vida!
Share on Google+0Share on Facebook0Tweet about this on Twitter