Seleccionar página
Share on Google+0Share on Facebook0Tweet about this on Twitter
sistemas representativos i

Hoy he querido compartir con ustedes este fragmento tomado del libro “INTRODUCCION A LA PNL” de “O’CONNOR Y SEYMOUR”.
En algunas partes de este texto encontrarán un subtítulo llamado “APORTE PERSONAL” y hago aclaraciones y profundizaciones con respecto a algunas ideas, también aporto ciertos Tips que aprendí en el seminario.
Sé que lo disfrutarán!!!
SISTEMAS REPRESENTATIVOS…
Se sabe que la comunicación empieza con nuestros pensamientos, luego usamos las palabras, tono de voz y lenguaje corporal para transmitirlos a uno o varios receptores. ¿Y qué son los pensamientos? . . . Según el punto de vista que se trate, será la respuesta a esa pregunta. Para el enfoque que estamos tratando aquí, es emplear nuestros sentidos internamente, es pensar para nosotros. Cuando pensamos tenemos noticia de ideas y recreamos imágenes, sonidos, sabores, olores, sensaciones táctiles (termoestésicas, etc.) y emociones con sentimientos de grado variable, en forma interna.
APORTE PERSONAL: Los pensamientos dependen mucho de los sentidos y de la postura corporal. Si quieres cambiar tus pensamientos primero cambia tu postura corporal y cambiara tu modo de pensar. Para probar esto los invito a que realicen el siguiente ejercicio: primero ponte en la posición como si estuvieras haciendo una necesidad en el baño, es decir, te sientas con las manos sobre las piernas sosteniendo la cabeza como si estuvieran aburridos y miran hacia abajo, ahora piensa que la vida es bella, que todo es posible, ten siempre pensamientos agradables.


Ahora siéntate como si estuvieras relajado, estira las piernas, recuesta tu espalda sobre el espaldar de la silla y mira hacia arriba, ahora piensa que la vida no sirve, que la felicidad es pura mierda!!! Todo es imposible en esta vida, ten siempre pensamientos desagradables. Bien ahora quiero que pienses y te respondas si te pudiste sentir de la manera como pensabas, por ejemplo cuando estabas en la primera posición (sentado mirando hacia abajo) te sentiste feliz, que todo se puede en esta vida, sentiste todos esos pensamientos agradables? Te aseguro que no. Y luego que estabas en la segunda posición (relajado mirando hacia arriba) te sentiste decepcionado de la vida, que todo era imposible, pudiste sentir todos esos pensamientos desagradables? Te aseguro que no. Si quieres puedes repetir el ejercicio para que lo compruebes. Cuando te sientes triste o desanimado mira hacia arriba y camina derecho, cambia tu postura corporal!!! Y verás que automáticamente cambiara tu forma de pensar.

Tip: muchos seductores recomiendan que siempre tengas tu mirada fijada al frente NUNCA HACIA ABAJO, y cuando desvíes la mirada de una mujer NUNCA LO HAGAS mirando hacia abajo, ya que eso demuestra debilidad.
Regresando al tema de los sistemas representativos…
Unas veces somos conscientes de ello, algunas de modo intencionado o voluntario; otras no. Por ejemplo, alguien ha tenido insomnio y le vienen a la cabeza lluvias de ideas de todo tipo, involuntariamente? … Pensar es una actividad tan obvia y común que casi nunca nos detenemos a reflexionar acerca de ello. Tendemos a pensar en lo que estamos pensando, no en como lo estamos haciendo. También damos por supuesto que los demás piensan de la misma forma que uno mismo.


Cuando hay varias personas reunidas y se escucha un párrafo de algún relato en el que se describen escenas que implican percepciones, se tiene que recrear en la mente y pasar/comprender esas experiencias utilizando nuestros sentidos interiormente para su representación. Eso puede producir emociones.
Es probable que efectivamente esas experiencias las hayamos vivido y entonces se recordará esa ocasión; o bien, puede que no sea así. Entonces puede suceder que se tengan que construir a partir de experiencias parecidas que han sido referidas por otros y resultan similares. O puede ser que también, hayan sido indirectas (no vividas por uno realmente) aunque sí por uno a través del cine, la televisión, lectura de libros, etc.
La experiencia fue entonces un mosaico de recuerdos e imaginación. La mayor parte de nuestros pensamientos es, típicamente, una mezcla de esas impresiones sensoriales recordadas o construidas. Usamos los mismos caminos neurológicos para representar la experiencia en nuestro interior o para experimentarla directamente, aunque existan algunas diferencias en esos caminos que es posible advertir. El pensamiento puede tener efectos físicos directos y tangibles. Mente y cuerpo orgánico son un sistema. Para demostrarlo, piensa ahora mismo en que partes un limón jugoso por la mitad… La fruta fue imaginaria, la salivación no.
¡Seduce tu vida!
Share on Google+0Share on Facebook0Tweet about this on Twitter