Seleccionar página
Share on Google+0Share on Facebook0Tweet about this on Twitter
una confusion en la atraccion
photo credit: fashiongonerogue
Una de las cosas por la que más se confunde el hombre a la hora de seducir es cuando una mujer le dice “me agradas”, y cuando insisto que no es lo mismo lo que para una mujer es atracción, que lo que es para un hombre, aquí se denomina confusión en la atracción.
Una mujer sí sabe diferenciar entre ser amigo y ser amante, ya ella sabe lo que quiere de un hombre, si su amistad o su sexo; en cambio, el hombre no, él se puede acostar con sus “amigas”, puede verlas como amantes, no importa qué relación lleven, el hombre no le importa si es amiga o desconocida, igual le gustará tener sexo con una mujer.
La cosa cambia cuando se trata de mujeres, pues ellas no se acostarían con un “amigo”, con alguien que ellas estiman, con alguien al que le cuentan sus secretos, etc; ellas sí tienen en cuenta entre lo que es ser un amante y un amigo.
Dado esto, se tiende a confundir mucho la frase “me agradas”, pues no es lo mismo que le agrades a una mujer a que le gustes de manera sexual, eso sucede con los amigos, los amigos se agradan y se tienen mucha confianza, los amantes no, los amantes se gustan y sienten deseo.
Cuando una mujer te dice: “me agradas”, “me inspiras confianza”, “eres alguien en quién puedo confiar”, “gracias por ser especial conmigo”, nada de eso significa o asegura que estás creando atracción, no, eso no está sucediendo, lo que está sucediendo en ese momento es que estás logrando crear química, y crear química no es lo mismo que generar interés, dicho de otra manera, primero debes generar atracción y cuando ya estás en la categoría de amante ahí es cuando es ideal generar química, y no empezar al revés.
En pocas palabras, si una mujer cuando aún no la has besado te dice “eres alguien en quién puedo confiar”, es alerta roja!, porque más adelante cuando la intentes besar te dirá “no, lo siento, te quiero, pero como amigo”.
Así que, evita la confusión en la atracción, y sé asertivo en tu juego.
¡Seduce tu vida!
Share on Google+0Share on Facebook0Tweet about this on Twitter